Catalizador del coche: qué es y cómo funciona

Desde hace tiempo se presta gran atención al problema de la contaminación atmosférica: por eso se inventó hace años el catalizador de los coches. Así es como funciona.

Catalizador del coche: ¿qué es?

Catalizador de coche

El problema de la contaminación atmosférica lo afrontan tanto los gobiernos como los fabricantes de automóviles: a día de hoy todos los coches están equipados con dispositivos creados para limitar al máximo todos los efectos negativos y contaminantes derivados de la combustión.

Los catalizadores modernos son dispositivos diseñados específicamente para reducir las emisiones contaminantes de CO, COV y Nox: para lograr este objetivo, incluyen un sistema de reducción y otro de oxidación, ambos formados por la estructura cerámica que, a su vez, está recubierta por una pieza metálica (platino, rodio y/o paladio).

El catalizador es, por tanto, uno de los principales elementos que permiten reducir las emisiones del vehículo, que suele instalarse en el interior del silenciador: visualmente, de hecho, aparece como un hinchazón del colector de escape.

Catalizador del coche: cómo funciona

El catalizador del coche, también llamado convertidor catalítico, es un elemento del sistema de escape al que no se puede renunciar para garantizar la máxima reducción de la toxicidad de los gases. Para ello, recupera los óxidos de nitrógeno y utiliza el oxígeno para la postcombustión del monóxido de carbono y los hidrocarburos no quemados.

Para entender cómo funciona un catalizador, es bueno saber, al menos a grandes rasgos, qué es un proceso catalizador, es decir, una reacción química acelerada generada por un determinado elemento químico (catalizador, en realidad).

Con el paso del tiempo y el uso, el catalizador del coche puede perder su eficacia y, por tanto, su reacción puede ser menos rápida, lo que invalida su labor de “purificar” los gases de escape de los contaminantes.

Tipos de catalizadores para automóviles

No hay un solo tipo de catalizador: hay módulos de catalizador diseñados para ser añadidos al sistema de escape y los clásicos convertidores catalíticos (colectores de escape con catalizador).

La principal diferenciación se basa en el funcionamiento que varía según el combustible utilizado:

diésel: acción reductora que convierte los NOx en nitrógeno y oxígeno

gasolina – acción oxidante con convertidores a base de paladio (de dos vías o bivalentes, pero también de tres vías)

Algunos catalizadores también utilizan una sonda Lambda para determinar la cantidad de oxígeno y combustible no quemado en los gases de escape y mantener una velocidad de funcionamiento óptima.

 

4/5 - (1 voto)